Psicoperspectivas. Individuo y Sociedad, Vol. 19, No. 2 (2020)

Doi: 10.5027/psicoperspectivas-Vol19-Issue2-fulltext-2082
Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande
Rivera-Aguilera, Reyes Espejo, Pavez Mena, Gómez Núñez, and de la Cuadra: Las Economías Solidarias revisadas desde las transformaciones de la subjetividad, la creación de comunidades y la producción de diversidad: Editorial


El modelo productivo implementado durante los últimos cuarenta años en Latinoamérica, ha desalentado la utilización de los conocimientos sociotécnicos que tienen las organizaciones y las comunidades locales y territoriales. También ha extinguido los canales de participación para que se desplieguen las diferentes formas de lograr bienes y servicios. Incluso, ha puesto en tela de juicio las razones prácticas que están en los procesos de construcción de los bienes colectivos de uso común y ha trazado rutas de colonización de los cuerpos, las subjetividades y los sistemas de interacción, para legitimar un tipo de mercado capaz de poner precio a las dimensiones de la vida social.

Como consecuencia, se ha promovido una hegemonía cultural que estandariza los criterios de acción y legitima la gestión de la identidad al alero del utilitarismo y el hedonismo; traducidos en el individualismo neoliberal.

Psicoperspectivas. Individuo y Sociedad ha querido visibilizar las acciones que realizan organizaciones que se dirigen por otras veredas, relevando el papel de las Economías Solidarias como un enfoque que se despliega hacia la búsqueda y construcción de un desarrollo económico diverso, sostenible, sustentable, en donde sus protagonistas son las personas y comunidades. Sabemos que este obrar está organizado sobre contradicciones, porque reúne memorias que no pueden ser fusionadas y más aún, es en sus trayectorias de autogestión donde se entrelaza la autonomía individual y la del colectivo.

Por ello, el foco de esta convocatoria estuvo puesto en la interacción de las Economías Solidarias y sus efectos en tres dimensiones: las transformaciones en las subjetividades, la creación de comunidades y la producción de diversidad. Recibimos 25 manuscritos, de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, España, Perú y Uruguay. De ellos, hoy les presentamos los artículos que nuestra comunidad científica, conformada por destacados investigadores e investigadoras, aceptó para publicación. En su conjunto, estos trabajos nos muestran y hablan sobre el papel e impacto de las Economías Solidarias en diversos escenarios del contexto Iberoamericano, enseñándonos cómo las prácticas, metodologías y herramientas conceptuales (intra e interdisciplinares) pueden ser puestas al servicio de la transformación social, a partir de una visión crítica de las experiencias productivas y organizacionales.

Las Economías Solidarias han mostrado una forma diferente de producción, consumo y distribución de recursos, aportando a la comprensión y creación de alternativas en el abordaje de la desigualdad socio espacial y socioeconómica. Además, se han planteado como un importante punto de referencia para mostrar alternativas a los modelos económicos centrados en el capital humano. Sus ideas se basan en analizar la situación actual de la economía mundial, planteando la posibilidad de que este tipo de economía se convierta en una alternativa al capitalismo, centrando sus esfuerzos en la solidaridad, la justicia y la equidad en el trabajo a través de la participación de sus miembros. Algunos ejemplos son las cooperativas, los grupos asociativos, las empresas recuperadas, talleres autogestionados, comunidades de trabajo, experiencias de comercio justo y comunitario, de producción ecológica y sostenible, de consumo responsable, de tecnologías alternativas, entre otras (Azteni, & Vieta, 2014; Casagrande, & Rivera, 2020; Nova, Herrada, Pérez, Tapia, & Rivera, 2018; Parker, Cheney, Fournier, & Land, 2014).

Inicialmente, la categoría ‘Economías Solidarias’ fue relevante en Latinoamérica para comprender formas de organización que surgieron en periodos de recesión y alta cesantía en los ‘70s y ’80, asociados al terrorismo de Estado. Décadas después, la Economía Solidaria ha contribuido a interpretar a un conjunto de organizaciones basadas en la democracia directa, la apropiación e innovación tecnológica y la propiedad colectiva de los medios de producción. Con la llegada del nuevo milenio estas han tenido un despliegue relevante, porque aportan a una perspectiva de abordaje a los problemas generados por el modelo económico anidado en democracias representativas, que fueron aumentando la desigualdad económica y social.

Las organizaciones que pueden ser consideradas como parte de las Economías Solidarias tienen capacidades para crear interacciones que contribuyen a que sus integrantes tomen conciencia de su existencia, desde la diversidad de problemas y soluciones que realizan otras personas. Así, la transformación de las subjetividades en el marco de estas economías se plantea como una inflexión radical que cuestiona las relaciones comerciales de compra y venta que sustenta la cultura apatronada y la proletarización. En esta perspectiva, los tejidos socio productivos están articulados sobre circuitos científicos y tecnológicos, cuyos flujos de producción y apropiación de conocimientos es desde abajo hacia arriba, e incluye la participación de los actores de las comunidades universitarias, equipos técnicos-políticos, algunas empresas capitalistas con raigambre local o sensibilidad medioambiental, y a los integrantes de las organizaciones no gubernamentales (Dagnino, Brandão, & Novaes 2004; Gómez, 2017; Sen, 1987; Singer, & Portella, 2004).

En nuestro actual contexto de crisis sanitaria y social, asociada al virus COVID-19, hemos visto cómo de forma global y local, las Economías Solidarias emergen como una alternativa posible desde el apoyo mutuo en los diversos territorios como respuesta a la realidad evidente de desigualdad económica y social. La expansión del virus necesariamente ha promovido la cooperación y ha tensionado cómo la población accede a bienes necesarios para su sustento y a la satisfacción de las necesidades cotidianas de cuidado, en que las mujeres se han llevado una doble o triple carga de trabajo. En Valparaíso, por ejemplo, se fortalecen las asambleas y cabildos territoriales que se gestaron en octubre de 2019, con el estallido Social en Chile. Estos se han constituido desde Organizaciones Comunitarias, Centros de Salud, Juntas de Vecinos, entre otros; articulado ‘Cordones territoriales’ que reeditan prácticas históricas y emergentes como: comprando juntos, ollas comunes, el pan solidario, huertas urbanas o turnos éticos para facilitar trámites online a los vecinos y vecinas. Estas prácticas de apoyo y cuidado trascienden los campos de la economía tradicional y apelan a fortalecer la convivencia comunitaria, el cuidado del otro, la identidad barrial, la solidaridad, cooperación y la memoria social.

En este escenario, pensamos, la anunciada recuperación económica promovida por los gobiernos de turno como efecto de la pandemia a nivel global, bien podría tener al centro el desarrollo de estrategias de Economía Solidaria como una forma de promover diversidad económica, fortaleciendo redes y los gobiernos locales, así como la participación de las comunidades. En términos concretos, acortando y simplificando cadenas de suministro de necesidades básicas e, incluso, se podría promover formas de empleo y trabajo justo basadas, por ejemplo, en temas culturales y/o ambientales, generando así rutas de escape a una lógica economicista basada en valores neoliberales (Rivera-Aguilera, 2020)

Las contribuciones de la Sección Temática de este número de Psicoperspectivas provienen de diversos ámbitos disciplinarios y geográficos, y buscan complejizar las miradas para abordar investigaciones sobre la economía solidaria en nuestros días. Los diez trabajos seleccionados abordan temas diversos que se pueden categorizar a través de experiencias de fábricas recuperadas, experiencias de cooperativas asociadas a formas alternativas de comercialización, emprendimientos con personas con discapacidad, propuestas de monedas sociales en territorios vulnerables, así como vínculos y ética asociados a alternativas económicas.

El artículo de Julián Rebón y Anabel Rieiro Castiñeira presenta la experiencia de las empresas recuperadas en Argentina y Uruguay en el trabajo “Consolidación cooperativa de empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina y Uruguay”. Considerando el reconocimiento internacional que han tenido las empresas recuperadas, los autores presentan el desarrollo de estos procesos en Argentina y Uruguay e indagan sobre cuáles fueron los factores positivos para su consolidación a partir de la crisis de principios de siglo. A través de una estrategia metodológica basada en el análisis comparado de dos empresas recuperadas que han alcanzado la consolidación cooperativa -una en cada país- se abordan los factores que favorecen la participación y construcción de distintos entramados socio-políticos y culturales; los recursos que se heredan de la empresa fallida; la hegemonía de un proyecto colectivo multidimensional que partiendo de la autogestión busca alcanzar un proyecto viable económico y socialmente; la tenencia legal de los medios de producción y el acceso al crédito; así como la producción de bienes y servicios competitivos mercantilmente en un marco de intercambios económicos plurales. Basados en estos factores, los autores concluyen que el fenómeno de la recuperación de empresas amerita una perspectiva compleja que los conciba como totalidades sociales situadas.

Nicolás Gómez Núñez, Rocío Mieres, Camilo Lazo, Camila Hidalgo, Dafne Jaime, Gabriela Rojas, Hernán Gajardo y Pablo Rojas, nos presentan el artículo “La experiencia cooperativa como momento editorial en el campo cultural”, que contiene los principales resultados de un estudio cualitativo que aborda la trayectoria de la cooperativa de editores chilena “La Furia”. La investigación, llevada a cabo entre 2017 y 2019, buscó conocer cómo se articulan los vínculos que permitieron crear la acción colectiva entre organizaciones diferentes pero que comparten un propósito: hacer libros; y, en este contexto, también fue relevante reconocer qué dimensiones de la autogestión ayudaron a mantener su acción colectiva en el campo cultural chileno. Se trabajó con el análisis de contenido para lograr la reconstrucción de la representación típica de la cooperativa y la editorial, y el análisis de la red social, para tratar las interacciones entre las editoriales y los gestores de la red de servicios que producen bienes simbólicos. A nivel conceptual, las categorías de mundo del arte de Becker y la de campo cultural de Bourdieu, permiten recorrer las convenciones que surgen desde las relaciones de asistencia técnica, trabajo asociado, reciprocidad, difusión y gobierno de la cooperativa. Entre los resultados está una descripción de las etapas de la cooperativa, los saberes compartidos sobre el quehacer cooperativo y el reconocimiento de dos dimensiones que se manifiestan de manera similar entre las editoriales: comunidad de trabajo y saber editar.

El trabajo “Estado de la cuestión y proyecciones de los Canales Cortos de Comercialización alimentaria en la región de Valparaíso, Chile” de Pablo Saravia Ramos, problematiza la comercialización de los productos alimentarios de las experiencias agroecológicas colaborativas en la Región de Valparaíso. Utilizando un diseño de investigación mixto, complementando técnicas de tipo cuantitativas y cualitativas, identificó y caracterizó aspectos fundamentales en las dinámicas de comercialización de las principales modalidades de circuitos cortos de comercialización de la Región de Valparaíso, tales como plataformas digitales, tiendas especializadas, ferias y cooperativas de consumo. Desde los discursos levantados por los informantes claves, productores y consumidores, se observan tendencias, tales como, que los productores agroecológicos utilizan diversas modalidades de comercialización, expresadas en su particular combinación; o que el consumidor agroecológico se encuentra en un estado germinal, problematizando la relación de estos circuitos con el Estado y la institucionalidad. Los desafíos comunes, en tanto, son fortalecer los procesos educativos de los consumidores, reducir la brecha del precio final y avanzar en la consolidación de redes de apoyo mutuo y trabajo colaborativo.

Alicia Alvarado Blanquer, Magdalena Suárez Ortega y María Fe Sánchez García, son autoras del artículo “Trayectorias emprendedoras en personas con discapacidad: Características y condicionantes a través de estudios de caso”. Analizan las bases de la construcción de la carrera y el surgimiento de la idea de negocio desde la condición de discapacidad. Se trabaja con cuatro casos sobre las trayectorias profesionales/formativas/vitales, las fortalezas, y los obstáculos encontrados. Se describe los casos y se entrecruzan las historias, presentándose el emprendimiento como una ventaja para el desarrollo profesional, en un marco de solidaridad y de apoyo social. Concluyen que la orientación y la formación para el emprendimiento forman un tándem clave para estimular una carrera emprendedora, y la metodología cualitativa una herramienta poderosa para la reflexión, así como la transformación personal/social. Estas conclusiones ayudarían a alinear políticas inclusivas y propuestas para la intervención social, psicológica y orientadora desde la equidad y la justicia social.

En el artículo titulado “Vínculos estabelecidos por pessoas em situação de rua em iniciativas econômicas de Porto Alegre, Brasil” [Vínculos establecidos por personas en situación de calle con iniciativas económicas de Porto Alegre, Brasil], Guilherme Dornelas Camara, Arthur Chafim Bretas y Andrée-Shelsea Dakpogan, analizan cómo se organizan las personas en situación de calle, contradiciendo las representaciones negativas que transmiten los medios de comunicación y desafiando los conocimientos académicos consolidados sobre ellos. Este estudio abordó dos iniciativas económicas colectivas en la ciudad y su contribución a la satisfacción de las necesidades materiales y subjetivas de estas personas en situación de calle, mostrando su fortalecimiento como sujetos éticos. Se realizó una investigación cualitativa, con la observación de los participantes inspirada en la técnica de los grupos operativos, a partir de la cual los datos recogidos se relacionaron con la referencia teórica debido a su intertextualidad. Entre los resultados obtenidos, mencionan que sumarse a una iniciativa económica colectiva puede fortalecer los lazos sociales entre personas en situación o con trayectorias de calle; el consenso y los acuerdos entre los miembros producen una nueva institucionalidad, basada en la solidaridad, la sumisión de la producción a sus necesidades materiales y la responsabilidad mutua.

Bárbara Magalhães de Aguiar Oliveira en su artículo “La moneda social Palmas, viejos instrumentos, nuevas soluciones: Un análisis sociológico del dinero”, analiza y plantea alternativas a la forma en que las monedas son estudiadas a través de la lente de la economía clásica, respaldada por un acercamiento al modelo de producción mercantil. El artículo pretende, bajo la luz de la sociología, la antropología económica y la Economía Social y Solidaria, discutir algunos de los resultados de la implementación y uso de las monedas sociales, los circulantes locales, en los territorios de vulnerabilidad y marginalidad económica. La reflexión desarrollada es el resultado de una investigación empírica y etnográfica llevada a cabo en el Conjunto Palmeiras en la ciudad de Fortaleza, noreste de Brasil, junto a su banco comunitario Palmas. El objetivo es mostrar que la Moneda Social Palmas es un estudio de caso que demuestra que los principios extraeconómicos defendidos en la “moneda sociológica” efectivamente operan en la realidad. Entendiendo que lo económico está imbuido de diversos significados, se analiza el dinero de forma cualitativa. Finalmente, se evidencia cómo las dimensiones de confiabilidad, sociabilidad y territorialidad están presentes en las relaciones económicas dadas por el uso de una moneda social.

Alex Arévalo Salinas, Tamer Al Najjar Trujillo y Griselda Vilar Sastre, en su artículo “Medios informativos alternativos y economía solidaria en España” realizan un análisis del modelo jurídico, de financiación y sostenibilidad en relación con los principios de la economía solidaria en doce medios alternativos en España. Los parámetros que rigen el análisis se establecen a través de la observación de cuatro ejes clave: Estructura jurídica; Nivel de ingresos y balance; Distribución de los ingresos y diversificación de fuentes; Crowdfunding. Se comprueba que los medios analizados consiguen generar un modelo alternativo al convencional. Los resultados expresan una diversificación de fuentes económicas y la relevante contribución de la financiación colectiva vía socios-suscriptores, siendo el principal ingreso en siete de los ocho medios que publican sus cuentas. También se concluye que los medios basados en cooperativas y asociaciones sin fines de lucro tienen una mayor diversidad de fuentes de financiación en comparación a las principales sociedades limitadas. Esta investigación aporta datos sobre qué fuentes de financiación contribuyen a su consolidación, siendo un aspecto relevante para el diseño de nuevos emprendimientos y para el estudio de los factores que inciden en su viabilidad.

Denise Kasparian en su artículo “Cooperativismo, políticas públicas y organizaciones sociales: Conflictividad en cooperativas promovidas por el Estado en Argentina” aborda cómo las cooperativas tomaron un impulso inusitado durante la primera década del siglo XXI en la Argentina, debido principalmente, al despliegue de políticas públicas de fomento de la economía social y solidaria. El ‘Programa Argentina Trabaja’, desarrollado entre 2009 y 2018, y creó más de 5000 cooperativas. En su implementación, otorgó centralidad a los gobiernos municipales y a las organizaciones sociales con anclaje territorial. El objetivo de la investigación fue indagar la conflictividad a la que dieron lugar estas cooperativas, en especial, las interacciones contenciosas entre cooperativas, organizaciones y Estado. Desde un enfoque cualitativo, se efectuó un estudio de caso, recurriendo principalmente a observaciones de campo y entrevistas semi-estructuradas. Los resultados evidencian dos conflictos principales; el primero, en torno a la definición de la actividad productiva, y el segundo, respecto al propósito la producción. Mientras que en el primero el Estado local se constituye en el principal adversario, en el segundo, la inserción de la cooperativa en una organización social genera oposiciones entre las trabajadoras respecto al propósito de la producción. Se concluye relevando el análisis de las potencialidades de la incubación estatal de cooperativas.

Pablo Piquinela Averbug es autor del trabajo titulado “La Carpa de Economía Social y Solidaria: Aportes al análisis de los procesos de subjetivación”. A través de una etnografía multisituada y de colaboración experimental, se analizó la adquisición, montaje, co-diseño y puesta en circulación de una carpa para la disposición de ferias, conversatorios y eventos culturales vinculados a la Economía Social y Solidaria; cuyo objetivo es transmitir el mensaje político de la organización en su circulación por la ciudad. Este trabajo permite aportar desde el análisis de las prácticas al campo de los estudios en Economía Social y Solidaria y se presentan algunas perspectivas que posibilitan pensar el modo de subjetivación que se desprende de la experiencia.

Angela Vera Ruiz y Agustín Espinosa Pezzia en su artículo “Prosocialidad productiva, tensiones de una subjetividad emprendedora solidaria: Un estudio con emprendedores sociales peruanos”, se preguntan si las acciones emprendedoras pueden ser consideradas genuinamente orientadas hacia el reconocimiento y ejercicio de derechos humanos y ambientales. Tras entrevistar a 26 emprendedoras y emprendedores sociales peruanos/as, propone un concepto de carácter psicosocial, que se configura en la paradoja aparente de integrar fines sociales con fines económicos, la cual se ha denominado como prosocialidad-productiva, a la luz de los desarrollos teóricos sobre la prosocialidad y la sostenibilidad en el ámbito de los estudios del emprendimiento. A través de tres repertorios se reflexiona sobre un posible reposicionamiento subjetivo en la figura de algunos nuevos emprendedores en los convulsionados tiempos actuales, donde urge apostar por transformar el mercado desde sus contrariedades. Los resultados dejan planteada la posibilidad de emprender desde alcances solidarios para el reconocimiento y ejercicio de derechos humanos y ambientales.

En este número, publicamos, además, tres artículos de temática libre. Entre ellos está el artículo de Rafael Bianchi Silva y Rafaela Takahashi Osawa, “Psicologia e a questão do trabalho em rede na Política de Assistência Social no Brasil” [Psicología y el tema de las redes en la Política de Asistencia Social en Brasil], donde los autores abordan el desarrollo de la profesión del psicólogo en Brasil, teniendo como funciones propias del profesional, las actividades de diagnóstico psicológico, orientación y selección profesional y orientación psicopedagógica. Este artículo examina el trabajo del profesional psicólogo en el ámbito de la Política Nacional de Asistencia Social de Brasil (PNAS), desde la visión de la creación de redes y sus implicaciones en el desempeño del trabajo en las políticas públicas y discute la inserción del psicólogo en la política referida. Como objetos de análisis, los autores toman los documentos que parametrizan la política de Asistencia Social en el Brasil y los producidos por el Consejo Federal de Psicología (CFP) en cuanto a la conceptualización, la importancia y el papel del psicólogo en la creación de redes. Se concluye que, desde esta perspectiva, el trabajo implica la transversalization de prácticas y conocimientos que conducen a la construcción de nuevas formas de hacer psicología.

En su artículo “Salud comunitaria, la experiencia de salud trans en el Servicio de Salud Talcahuano, Chile”, Amanda Valenzuela-Valenzuela y Ricardo Cartes-Velásquez nos presentan la experiencia del Servicio de Salud Talcahuano, en la cual la comunidad trans trabaja en conjunto a la institucionalidad, convirtiéndose en una experiencia importante y pionera a nivel país. Desde un enfoque cualitativo basado en la teoría fundamentada, esta investigación describe el trabajo de la Mesa Trans del Servicio de Salud Talcahuano, recogido a través de entrevistas semiestructuradas a profesionales e integrantes comunitarios de la Mesa. Los resultados se organizaron en torno a dos categorías principales: la ‘Necesidad de Despatologización y Buen Trato’ y al ‘Diálogo y Participación Social’. El trabajo en conjunto, compromiso de profesionales y agentes comunitarios junto el apoyo de las jefaturas se concibe como un entramado fundamental para responder a las necesidades detectadas tanto por la institucionalidad como por la comunidad trans. Se concluye que este tipo de experiencias puede ser replicada en otros servicios de país para garantizar la atención a personas trans.

Finalmente, Edwin Hernández Zapata y Duvan Ceballos Tabares en su trabajo “La psicologización del mal-estar social: Imaginarios sobre la psicología en estudiantes de ingreso reciente”, analizan cómo el incremento de psicólogos en Colombia tiene efectos potenciales en la empleabilidad y en las condiciones laborales de estos profesionales. Este artículo aporta insumos para responder a dicha pregunta, mediante el análisis de los imaginarios sobre la psicología en estudiantes de pregrado de dos universidades privadas. A través de un diseño cualitativo y el análisis del discurso, los autores identifican una metáfora estructural y tres repertorios interpretativos que articulan los imaginarios sobre la psicología al discurso neoliberal de la gestión del self, fomentando la psicologización del mal-estar social. El psicólogo aparece como gestor de las competencias del otro, en un mundo precario y de riesgo. La psicología de corriente principal en Colombia sigue siendo imaginada mediante una metáfora adaptacionista, cimentada en el individualismo metodológico y en la imagen del psicólogo como sujeto poseedor de una mirada privilegiada, conocedor de una verdad relativa al mal-estar. Es precisamente en una formación histórica neoliberal, caldo de cultivo de prácticas individualistas y competitivas, donde la psicología goza de gran atractividad.

Guillermo Rivera-Aguilera
Editores Psicoperspectivas María Isabel Reyes Espejo
Editores Psicoperspectivas Javiera Pavez Mena
Editores Psicoperspectivas
Nicolás Gómez Núñez
Editores Invitados Universidad Central de Chile Fernando de la Cuadra
Editores Invitados Universidad Católica del Maule

Referencias

1 

Azteni, M., & Vieta, M. (2014). Between class and the market: Self-management in theory and in the practice of worker-recuperated enterprises in Argentina. In M. Parker, G. Cheney, V. Fournier, & Land (Eds.), The Routledge Companion to Alternative Organization (pp.47-63). Routledge.

M. Azteni M. Vieta 2014Between class and the market: Self-management in theory and in the practice of worker-recuperated enterprises in Argentina M Parker G Cheney V Fournier Land The Routledge Companion to Alternative Organization4763Routledge

2 

Casagrande, L., & Rivera-Aguilera, G. (2020). Leadership and authority. In M. Parker, K. Stoborod, & T. Swann, (Eds.), Anarchism, organization and management. Routledge.

L. Casagrande G. Rivera-Aguilera 2020Leadership and authority M Parker K Stoborod T Swann Anarchism, organization and managementRoutledge

3 

Castro, R., & Alves, R. A. (2004). Identidad y trabajo autogestionario. In A. D. Cattani (Org.), La otra economía, Colección Lecturas Sobre Economía Social. Altamira, OSDE, UNGS.

R. Castro R. A. Alves 2004Identidad y trabajo autogestionario A. D. Cattani La otra economía, Colección Lecturas Sobre Economía SocialAltamiraOSDE, UNGS

4 

Dagnino, R., Brandão, F. C., & Novaes, T. H. (2004). Sobre o marco analìtico-conceitual da tecnologia social. In A. E. Lassance Júnior, & J. S. Pedreira (Orgs.), Tecnologia social uma estrategia para o desenvolvimento. Fundação Banco do Brasil.

R. Dagnino F. C. Brandão T. H. Novaes 2004Sobre o marco analìtico-conceitual da tecnologia social A. E. Lassance Júnior J. S. Pedreira Tecnologia social uma estrategia para o desenvolvimentoFundação Banco do Brasil

5 

Gómez, N. (2017). Reciprocidad y trabajo en la tecnología social de una economía urbana popular. Polis, 16(47), 189-210. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-65682017000200189

N Gómez 2017Reciprocidad y trabajo en la tecnología social de una economía urbana popularPolis1647189210 http://dx.doi.org/10.4067/S0718-65682017000200189

6 

Nova, C., Herrada, C., Pérez, F., Tapia, R. & Rivera-Aguilera, G. (2018). Autogestión en organizaciones alternativas: un estudio de caso en Valparaíso, Chile. Revista Brasileira de Estudios Organizacionais, 5(2), 337-359

C. Nova C. Herrada F. Pérez R. Tapia G. Rivera-Aguilera 2018Autogestión en organizaciones alternativas: un estudio de caso en Valparaíso, ChileRevista Brasileira de Estudios Organizacionais52337359

7 

Parker, M., Cheney, G., Fournier, V., & Land, C. (2014). The Routledge Companion to alternative organization. Routledge.

M. Parker G. Cheney V. Fournier C. Land 2014The Routledge Companion to alternative organizationRoutledge

8 

Rivera-Aguilera, G. (2020). El joven analfabeto del Management. (Des)empleo juvenil y la producción de sujetos laborales. Ediciones Universitarias de Valparaíso

G Rivera-Aguilera 2020El joven analfabeto del Management. (Des)empleo juvenil y la producción de sujetos laboralesEdiciones Universitarias de Valparaíso

9 

Sen, A. (1987). Gender and cooperative conflicts. Winder.

A Sen 1987Gender and cooperative conflictsWinder

10 

Singer, P., & Portella, S. (2004). SENAES e a economia solidária - democracia e participação ampliando as exigências de novas tecnologías sociais. In A. Lassance Jr., C. J. Mello, E. J. S. Barbosa, F. A. Jardim; F. C. Brandão, H. T. Novaes, (Orgs.), Tecnologia social: Uma estratégia para o desenvolvimento (pp. 89-116). Fundação Banco do Brasil.

P. Singer S. Portella 2004SENAES e a economia solidária - democracia e participação ampliando as exigências de novas tecnologías sociais A Lassance Jr C. J. Mello E. J. S. Barbosa F. A. Jardim F. C. Brandão H. T. Novaes Tecnologia social: Uma estratégia para o desenvolvimento89116Fundação Banco do Brasil