Psicoperspectivas. Individuo y Sociedad, Vol. 18, No. 3 (2019)

Doi: 10.5027/psicoperspectivas-Vol18-Issue3-fulltext-1676
Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande
Vergara Wilson and Gallardo: ¿Cómo encontraré trabajo? Proyecciones imaginadas de transición al mundo del trabajo de estudiantes de pregrado



La educación superior se ha masificado globalmente, devaluando sus títulos y limitando la histórica promesa de movilidad social asociada a esta formación (Barber, Donnely, & Rizvi 2013; Brown, 2003). En paralelo, el mundo del trabajo se encuentra en transformación, avanzando hacia formas laborales flexibles, individualizadas, inestables y precarias (Bauman, 2003; Sennett, 2006; Soto, & Gaete, 2013). La conjunción de estas condiciones ha llevado a las instituciones de educación superior (IES) a preocuparse por el acceso al empleo de sus egresados, siendo una creciente demanda internacional la preparación para la empleabilidad, la inserción laboral y el desarrollo de carrera (ICCDPP, 2019; Orellana, 2018; Scheele, 2009; Teichler, 2009).

En distintos contextos, las IES ofrecen ferias de empleo, dictan talleres y cursos para la vida laboral y han instalado centros destinados al desarrollo profesional de sus estudiantes, ofreciendo preparación de entrevistas, consejerías, mentorías, orientación laboral y edición de currículums vitae (CV), entre otras acciones1. Pese al crecimiento de este campo de acción profesional en las IES, existe poca evidencia respecto a cómo los estudiantes imaginan su futuro laboral y sobre cómo esta proyección afecta su experiencia universitaria en el presente. El punto de vista de los jóvenes resulta escasamente conocido, aun cuando distintas instituciones ofrecen oportunidades de formación invitando a los estudiantes a imaginar su futuro laboral.

Conocer la perspectiva de los jóvenes -en este caso, las proyecciones de sí en relación a un contexto de actividad futura- es relevante, tanto para el perfeccionamiento de los programas de desarrollo de carrera a nivel universitario, como también para comprender las actuales trayectorias de vida hacia la adultez y las diversas maneras en que los jóvenes se vinculan con los mundos del trabajo (Dávila, 2015) y cómo se enlazan con la experiencia actual de ser estudiante universitario, en un contexto de época donde volverse adulto resulta un proceso complejo (Cottet, 2015; Stecher, Toro, & Rodríguez, 2015).

Constatando esta necesidad de evidencia y marcos de comprensión, el Centro de Desarrollo Profesional (CDP) de la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC) contactó al Observatorio de las Juventudes Universitarias de la misma institución, con el fin obtener respuesta a preguntas como las siguientes: ¿Cómo imaginan los estudiantes su desarrollo laboral? ¿Qué aspectos les preocupan? ¿Qué recursos piensan podrían favorecer su transición al empleo? ¿Qué obstaculizadores reconocen? ¿Identifican diferencias entre sí estudiantes de una misma carrera? ¿En base a qué se constituyen las diferencias? ¿Influye la carrera en la proyección? Tales preguntas movilizaron esta investigación, siendo respondidas desde la experiencia de estudiantes de la UC, universidad chilena de élite, tradicional y selectiva (Torres, & Zenteno, 2011). Aun cuando es posible pensar que la perspectiva de estudiantes UC podría resultar poco representativa de la población universitaria chilena, se asume que conocerla tiene el potencial de iluminar desafíos compartidos con las diversas juventudes que estudian en la educación superior.

Además de responder a una necesidad práctica de evidencia desde el CDP, indagar la proyección imaginada de transición al empleo de estudiantes universitarios es una oportunidad científicamente relevante para el equipo del Observatorio, en tanto ha permitido profundizar en el conocimiento de la experiencia de jóvenes anticipando su salida de la formación de pregrado.

¿Por qué investigar las proyecciones imaginadas de una transición futura?

Las transiciones representan momentos de quiebre relevantes en las trayectorias de vida, producen un antes y después promovido desde la interdependencia y la propia agencia de las personas (Zittoun, 2009). Las transiciones son, además, efectos de procesos de desarrollo e instancias movilizadoras de nuevas transformaciones, que implican cambios de ambiente, de rol o ambos en conjunto (Bronfenbrenner, 1987).

Transitar desde la universidad al empleo supone un cambio complejo para toda persona. La mera anticipación de esta experiencia es capaz de producir transformaciones en el bienestar subjetivo de las personas (Lindfors, Hultell, Rudman, & Gustavsson, 2014). Anticipar una transición supone la expansión del presente a través de la imaginación, movimiento desde el cual se puede luego ‘volver’ al presente con el fin de movilizar recursos y energías para alcanzar un futuro deseado o evitar uno temido (Zittoun, 2016).

Imaginar el futuro laboral es un movimiento mental al cual los estudiantes son habitualmente convocados desde las IES, de manera formal e informal. Los efectos de tal invitación son poco conocidos actualmente y justifican la exploración al respecto. Dado que las promesas de futuro ofrecidas por cada carrera inciden en el aliento o desaliento del estudiantado, tener una aproximación a la relación entre la formación elegida y las proyecciones imaginadas de ingreso al mundo del trabajo podrían ofrecer claves para brindar apoyos efectivos a los estudiantes en sus últimos años de estudios en pregrado. Esto podría resultar especialmente relevante al considerar las complejas condiciones en que actualmente tal proyección se desarrolla. Sobre esto se profundizará a continuación.

Incertidumbre en las promesas de la educación superior

La educación superior ha expandido globalmente la condición juvenil, representando “el más grande aplazamiento organizado y artificial de la adultez” (Erikson, 1994, p. 565). Quienes estudian cuentan con una oportunidad privilegiada para explorar sus proyectos de vida y adquirir credenciales profesionales. Típicamente, quienes alcanzan la educación superior acceden luego a un mundo del trabajo minoritario, de alta calificación y buenas condiciones laborales, distinguiéndose de quienes no logran cursar formación superior (Soto, 2008; 2009; Mizala, & Lara, 2013). El acceso a una institución selectiva como la UC representaría un contexto aún más específico de oportunidades al respecto.

Pese a lo anterior, globalmente prima la incertidumbre en la articulación entre educación superior y trabajo (Brown, 2003), en especial sobre la retribución esperada desde un título profesional (Barber, et al., 2013; Tholen, Brown, Power, & Allouch, 2013). Las credenciales universitarias han reducido su condición de ‘llave de entrada’ al empleo, representando ahora solo un ‘pasaporte de salida’ para los nuevos profesionales, que demandan nuevas y continuas marcas de distinción (González Lorente, & Martínez Clares, 2016).

Para el caso chileno, actualmente no existe certeza del futuro laboral de más de un millón de jóvenes en formación, dado el desequilibrio existente entre la cobertura educativa y las posibilidades de absorción profesional desde el empleo (PNUD, 2017). En Inglaterra, un desequilibrio similar ha llevado a tildar a la educación superior masificada como una ‘oportunidad trampa’ para muchos jóvenes (Brown, 2003). Actualmente, los empleadores demandarían nuevos antecedentes a los postulantes, más allá de los títulos, señales de distinción distribuidas desigualmente, tales como experiencias laborales ligadas a la carrera antes del egreso, pasantías, trabajos voluntarios, intercambios al extranjero o viajes exóticos (Lehmann, 2012). Las redes de contacto forjadas antes y durante la universidad también resultarían un elemento definitorio en el acceso a los mejores empleos, recurso de acceso desigual basado en el origen social y un cierto “sentido del juego” aprendido (Tholen, et al., 2013).

Nuevas demandas psicológicas y sociales hacia las personas trabajadoras

Lo anterior constituye un escenario mayor a considerar en el análisis del modo en que jóvenes universitarios proyectan su transición al mundo laboral. Junto a ello, resulta necesario vislumbrar las condiciones actuales disponibles para la producción de subjetividades, especialmente los denominados ‘mandatos sociales’ circulantes vinculados a la felicidad y el logro de bienestar individual (Stecher, et al., 2015). Una demanda potente en este sentido es la apelación a desarrollar autonomía individual y méritos, buscando distinción desde la producción de un denominado self-emprendedor, que interpela a una permanente optimización de sí, internalizando el auto sacrificio en función de ser un producto atractivo, feliz, siempre perfectible y sobre exigido (Bröckling, 2015).

Este tipo de mandatos habrían penetrado el mundo del trabajo, destacando la permanente exhortación al autodesarrollo, cuya consecuencia sería “la excesiva centralidad del proceso de capitalización personal, el trabajo emocional y la presión de ser mejor, sentirse y verse feliz” (Stecher, et al., 2015, p. 413). La impotencia, desmotivación e inseguridad -posibles efectos de esta demanda- se consideran típicamente patologías privadas, merecedoras de atención y sanción individual (Bröckling, 2015).

Método

Considerando la escasa evidencia disponible sobre proyecciones imaginadas de la transición universidad-mundo laboral de estudiantes universitarios en Chile, se desarrolló un estudio exploratorio de diseño cualitativo (Creswell, 2007; Flick, 2004).

Participantes

Este estudio fue solicitado explícitamente para el contexto UC por el CDP de la misma universidad. El diseño del estudio consideró incluir participantes con diversas características socioeconómicas, con el objetivo de conocer si la experiencia universitaria común favorecía la producción de proyecciones comunes de transición al mundo laboral entre los estudiantes -pese a la heterogeneidad de trayectorias de vida-, o bien si el peso de tales condiciones previas y presentes emergía en la producción de imaginarios futuros. Se consideró importante contar con experiencias distintas entre carreras de la UC, pues, dependiendo de la formación elegida, existen diferencias en términos de acceso al trabajo tras el egreso y también existen diferencias entre carreras en relación a la heterogeneidad del estudiantado en términos socioeconómicos (considerando como indicador la dependencia escolar del colegio de egreso de los estudiantes).

Los participantes fueron seleccionados a través de muestreo intencionado (Flick, 2004), definiendo como criterios de selección el que los participantes pertenecieran a carreras con diversa tasa de ocupación, con distinta composición social interna y que, individualmente, representaran distintas posiciones socioeconómicas en la estructura social (utilizando en este sentido a la clasificación por quintiles de ingreso familiar de los estudiantes desarrollado por la propia universidad).

En consecuencia, en base a documentación UC se identificaron carreras con alta tasa de ocupación (100% en algunos casos) y las que exhibían menor ocupación (menos de un 80% de egresados trabajando al año de titulación). Entre las que cumplían tales criterios, se seleccionaron dos con una composición interna donde el porcentaje de ex alumnos de colegios privados fuera sobre el 75%, denominadas para el estudio como carreras homogéneas -en matrícula escolar chilena los colegios privados representan el 8%- y se seleccionaron dos carreras con porcentaje de ex alumnos de colegios privados cercano al 40%, denominadas como heterogéneas en contexto UC.

En función de tales criterios, las carreras elegidas fueron Enfermería (heterogénea/alta ocupación), Ingeniería Comercial (homogénea/alta ocupación), Agronomía (heterogénea/baja ocupación) y Psicología (homogénea/baja ocupación). La elección de las carreras -en función de su empleabilidad y composición interna-, orientó los primeros recortes sobre posibles estudiantes a entrevistar, el sexo de los entrevistados no resultó un aspecto intencionado. Es por ello que la distribución de mujeres y hombres que finalmente accedieron a participar del estudio no resultó equivalente, y que en su mayoría las participantes de estudio fueron mujeres. No se identificaron diferencias mayores entre las respuestas de los estudiantes considerando este aspecto, sobre el cual resultaría de interés profundizar en futuras indagaciones.

En cada carrera se buscó entrevistar estudiantes de distintos niveles socioeconómicos, utilizando quintiles de ingreso familiar como indicador, tomando contacto con estudiantes categorizados por la UC en quintiles I y II (de menores ingresos per cápita familiar) y estudiantes categorizados en quintil V (de mayores ingresos). Se logró contactar entre 2014 y 2015 a 19 participantes (15 mujeres y cuatro hombres) que cursaban su último o penúltimo año de carrera, a excepción de un participante titulado poco antes de la entrevista. Se sintetiza esta información en Tabla 1.

Tabla 1

Conformación del grupo de participantes del estudio

Carrera Composición social interna carrera Tasa de ocupación al egreso de la carrera NSE* quintiles I y II (No. entrevistados) NSE* quintil V (No. entrevistados)
Ingeniería Comercial Homogénea Alta en institución 2 2
Psicología Homogénea Baja en institución 2 4
Enfermería Heterogénea Alta en institución 2 2
Agronomía Heterogénea Baja en institución 2 3
Total de entrevistados/as 8 11

[i] Notas: *Nivel Socio-Económico.

[ii] Fuente: Elaboración propia.

Consideraciones éticas

El diseño de la investigación fue aprobado por el Centro de Desarrollo Profesional (CDP) de la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC). Antes de la realización de las entrevistas, a cada participante se le ofreció una carta de consentimiento informado, donde se les detalló en qué consistiría su participación y cuánto duraría, se les enfatizó el carácter voluntario del proceso, se les dio información de contacto de los responsables del estudio y se les solicitó autorización para grabar entrevistas, comprometiendo confidencialidad en el manejo de su identidad.

Instrumentos

Para la recolección de datos se optó por el desarrollo de entrevistas semi estructuradas (2004), tanto de tipo grupal como individual, pues estas permitirían abordar temáticas comunes y contar con flexibilidad suficiente para dar espacio a la subjetividad de cada persona entrevistada.

Se buscó inicialmente desarrollar entrevistas grupales, por ser ricas en datos y estimular las respuestas del grupo en su conjunto, sin embargo, por tiempo y baja asistencia a instancias grupales, se recurrió finalmente a entrevistas individuales, las cuales lograron alcanzar profundidad, amplitud y especificidad en la referencia a experiencias y proyecciones concretas de los participantes. Se realizaron 2 entrevistas grupales y 15 individuales, de aproximadamente una hora cada una.

El guion de las entrevistas incluía preguntas para los siguientes temas: ingreso a la UC, preocupaciones generales del tiempo presente, futuro egreso en sentido amplio, expectativas de inserción laboral, aproximaciones al mundo laboral y estrategias imaginadas.

Análisis

Una vez transcritas las entrevistas, el análisis se desarrolló siguiendo estrategias propias de la teoría fundamentada, privilegiando la codificación abierta (Strauss, & Corvin, 2002), combinadas con herramientas del análisis estructural (Piret, Nizet, & Bourgeois, 1996) y narrativo (Gallardo, 2012). Durante distintas etapas del proceso, el equipo del proyecto trianguló sus análisis con profesionales del CDP (Flick, 2014).

La codificación abierta desarrollada permitió la generación de códigos y categorías de análisis desde los datos. Esta información permitió organizar algunos aspectos referidos por los estudiantes en orden cronológico, y representar resultados a través de la herramienta del relato gráfico (Gallardo, 2012). Este relato corresponde a la expresión esquemática de una historia narrada según dos ejes, el eje horizontal representa el tiempo de la historia contada por el o la participante, desde el comienzo hasta el final relatado (o proyectado); y el eje vertical, donde típicamente se representa la fortuna o falta de ella experimentada por un personaje a lo largo de su historia. Esta herramienta representa una interpretación y organización cronológica de los distintos antecedentes proporcionados por las personas entrevistadas.

Para este estudio, se optó por incluir la preocupación o no preocupación de cada entrevistado por la futura transición al mundo laboral en el eje vertical y se tomó como hilo conductor para el análisis, pues este aspecto se presenta en distintos momentos de la formación (al ingreso, intermedio y egreso), de acuerdo a los relatos de los estudiantes sobre su tránsito futuro al mundo laboral. Además, entre los procedimientos de análisis se sistematizó las temáticas identificadas en las entrevistas mediante una grilla de análisis, incluyendo tópicos del guion semi estructurado, o bien levantados desde la codificación abierta.

Resultados

Los resultados del estudio fueron organizados de acuerdo a la presencia o ausencia de preocupación por lo laboral descrita por los participantes. Preocupaciones expresadas en forma de dudas, incertidumbre o tensiones inscritas tanto en experiencias pasadas, en el presente y en el futuro imaginado. Este aspecto resaltó en los testimonios recopilados, surgiendo la preocupación como consecuencia de la expansión del presente al imaginarse como personas trabajadoras en el futuro. Estas proyecciones habrían emergido en distintos momentos de las vidas de los entrevistados, generando como efecto, mayor o menor preocupación al respecto.

Desde las entrevistas, se registraron distintos momentos en que surgió la necesidad de imaginar el futuro en las trayectorias estudiantiles: (i) por la presión de tomar decisiones al elegir una carrera y/o una universidad; (ii) al encontrarse con condiciones reales del trabajo a lo largo de la formación, vía experiencias prácticas, mensajes de compañeros/as mayores y de profesores/as, y (iii) al anticipar el egreso próximo, al imaginar mecanismos de pago de deudas universitarias, al reflexionar respecto al futuro laboral en cursos y talleres ofrecidos por sus carreras o el CDP o por demandas familiares, entre otros.

En lo que sigue se describe estos aspectos, señalando cuando pertinente, si alguno de ellos se presenta de manera transversal en la mayoría de los participantes, o si representa un aspecto diferenciador dentro de los grupos conformados desde los criterios de inclusión de la muestra.

Preocupación por lo laboral a lo largo de la experiencia universitaria

Antes de ingresar a la UC, la mayoría de los estudiantes señaló haberse preguntado qué perspectivas de desarrollo laboral les ofrecía tanto la universidad como la carrera elegida. Este aspecto habría jugado un papel relevante en la elección de estudios, valorando comentarios de familiares, el prestigio social de la UC, la calidad académica y las oportunidades de desarrollo personal y profesional ofrecidos.

Ingresar a una carrera con alta ocupación habría operado como atenuante de preocupaciones por el futuro laboral en la gran mayoría de los estudiantes. En contraste, en carreras con menor ocupación, la preocupación habría persistido un tiempo tras el ingreso, disminuyendo paulatinamente en virtud de testimonios de profesores, vínculos con compañeros de años mayores y acceso a contextos laborales vinculados a la carrera. Una vez iniciados estudios de pregrado, algunos estudiantes recordaron haber sentido preocupación por su futuro laboral, poniendo en duda su elección de carrera. Esto fue referido especialmente por estudiantes clasificados en los primeros quintiles. El riesgo de tomar una ‘mala decisión’ ligada al acceso al trabajo sería un aspecto presente en las reflexiones estudiantiles al comenzar sus estudios. Un elemento modulador de esta preocupación referido por algunos entrevistados, fue el convencimiento de que el futuro dependía de sí mismos. Así, los resultados de la transición universidad-mundo laboral implicarían elementos individuales como la proactividad, la autogestión y la construcción de redes de contactos.

Más adelante en la trayectoria académica de las personas entrevistadas, anticipando el egreso de sus carreras, resurgió para algunos la preocupación por la ocupación, gatillada por el acercamiento al mundo laboral vía prácticas y charlas de preparación para el egreso y por la sensación emergente de “final de camino” respecto a los estudios:

la preocupación -no solo mía, sino de la mayoría- es que uno… todos van tomando consciencia al final de que la universidad es, no es más que una herramienta chica yo creo… al final uno se las tiene que valer por sí mismo’ (Estudiante Agronomía, quintil V)

La mayor preocupación referida fue el enfrentar dificultades para encontrar trabajo. Esta preocupación se basaría en dificultades ya vividas al buscar prácticas profesionales o en función de testimonios de exalumnos que, a su juicio, se habrían demorado mucho tiempo en encontrar empleo.

[Ahora] empieza en verdad la búsqueda de la pega2pero... eso no me había preocupado mucho (… ) pero me enteré de que una compañera iba en quinto y lleva cuatro meses buscando trabajo... ¡cuatro meses! Eso igual nos preocupa, porque ella es como súper... matea3entonces ¿cómo va a estar buscando trabajo?’ (Estudiante Enfermería, quintil V)

Además, algunos entrevistados refirieron un aumento en la preocupación por el futuro laboral al recibir información sobre campos laborales saturados, bajas en demanda de profesionales de su campo, aumento de la oferta de otros actores en áreas similares (técnico-profesionales, por ejemplo) y la percepción de “desaceleración” económica a nivel nacional. Esto se percibió con mayor énfasis en carreras con baja ocupación al egreso. Considerando lo anterior, surgió en algunos la inquietud por no cumplir con expectativas familiares de no encontrar trabajo: “mi mamá siempre me ha dicho como "ojalá que [apenas] tú saques tu carrera, puedas trabajar" (Estudiante Psicología, quintil V).

Otros estudiantes reconocieron dudas respecto a su capacidad para rendir laboralmente: “tampoco me asusta tanto, pero sí me asusta… en el fondo no tener las herramientas o las capacidades necesarias” (Estudiante Agronomía, quintil V). Finalmente, hubo estudiantes que indicaron no percibir preocupación respecto al futuro laboral, dada la cobertura general percibida de necesidades y la seguridad de no tener que buscar trabajo de manera imperiosa al egresar:

…como no tengo necesidades, como en mi casa, como todavía mis papás me pueden mantener, tampoco veo casarme cercano, ni irme sola a vivir, como que todavía no es una gran preocupación’ (Estudiante Ingeniería Comercial, quintil V).

Utilizando como herramienta al relato gráfico (Gallardo, 2012; Gallardo, Morrás, Lorca, & Vergara, 2014) y aspirando representar diferentes vivencias de preocupación por lo laboral a lo largo de la formación, la Figura 1 ilustra aspectos reportados que tenderían a aumentar o disminuir esta preocupación.

Facilitadores imaginados

Entre los facilitadores transversalmente imaginados para conseguir un trabajo, destacó la referencia a la construcción y activación de redes de contacto, tanto las creadas en la universidad (profesores, compañeros, empresas) como otras previas a esta instancia (redes de familiares, redes del colegio):

Yo creo que en verdad en Chile, los pitutos4o contactos son muy importantes, entonces yo creo que, si llego a las empresas por el lado correcto, haciéndolo bien, yo creo que por ahí sería un facilitador’ (Estudiante Ingeniería Comercial, quintil V).

Figura 1

Emergencia y moduladores de preocupación por la ocupación durante la trayectoria académica. Notas: El eje horizontal representa el paso del tiempo desde el ingreso a la universidad hacia la proyección del egreso. El eje vertical implica una representación de mayor o menor preocupación por la ocupación. Fuente: Elaboración propia.

/0718-6924-psicop-18-03-65-gf1.png

Otros facilitadores imaginados mencionados fueron el prestigio de la universidad, experiencias laborales previas (ayudantías, trabajo con académicos, prácticas profesionales) y actividades extracurriculares realizadas (representación estudiantil, trabajos voluntarios, intercambios al extranjero, etc.), así como el posible desarrollo de estudios de posgrado. Algunos entrevistados consideraron como un facilitador de contexto, la alta demanda laboral por profesionales de su carrera. Otros estudiantes valoraron la disponibilidad de servicios de apoyo institucional como facilitadores a la transición al mundo del trabajo.

Una gran mayoría de los estudiantes refirieron aspectos individuales como potenciales facilitadores del acceso al empleo, destacando la proactividad y capacidad de autogestión, madurez, buena disposición, flexibilidad, tranquilidad para enfrentar procesos de selección y el manejo de un idioma extranjero, entre otros.

La familia fue representada como una condición interviniente en la búsqueda de trabajo, pues podrían entregar orientación, alentar el esfuerzo y no ejercer presión en el proceso.

Obstaculizadores anticipados de acceso a primeros empleos

Como posibles obstaculizadores imaginados al acceso al trabajo, algunos estudiantes señalaron enfáticamente la ausencia de redes de contacto en el campo laboral, vivenciada como barrera incluso durante la formación:

“conseguir pasantía para mí fue horrible, porque no conozco gente, no tengo… no tengo un primo, un tío, alguien que conozca” (Estudiante Psicología, quintil V).

La ausencia de experiencia laboral también fue reconocida transversalmente como un obstáculo posible a la hora de buscar empleo: “me bajó como el mismo nervio de todos mis compañeros de que no, yo no tengo currículum, o sea no, no tengo nada” (Estudiante Psicología, quintil V). Al proyectar la futura participación en procesos de selección laboral, algunos participantes refirieron no sentirse preparados, reconociendo no saber qué hacer en dichas instancias.

Otros aspectos mencionados como obstáculos imaginados fueron la desaceleración económica global, la posible competencia por el empleo y el costo de oportunidad que significa tomar una decisión respecto a un trabajo, entendiéndola como renuncia a otras opciones.

Estrategias imaginadas para conseguir trabajo

Estudiantes participantes de esta indagación señalaron distintas opciones imaginadas de estrategias para conseguir empleo, incluyendo algunas que ya estaban desarrollando. Entre las acciones ya desarrolladas señalaron “mejorar” sus currículums vitae, buscando activamente experiencias en el propio campo laboral mediante voluntariados, ayudantías, participación en investigaciones o trabajos de verano en su área profesional. Otra estrategia en este sentido sería la elección de una salida profesional ‘poco saturada’ dentro de las distintas opciones ofrecidas en sus carreras. La identificación de esto sería favorecida en algunos casos por charlas de desarrollo de carrera en la formación.

Otra estrategia referida fue el ‘trabajo sobre sí mismos’ pensando en el egreso, considerando cursos de autoconocimiento, capacitaciones en habilidades comunicativas o terapia psicológica. Esta última posición emergió en mayor medida en estudiantes de quintil V en las carreras de Psicología e Ingeniería Comercial: [Quiero] volver a ir al psicólogo para trabajar de nuevo inseguridades, cosas así, para sentirme como bien preparada al momento de enfrentarme al nuevo trabajo (Estudiante Psicología. quintil V).

La autogestión en el proceso de búsqueda de empleo también fue referida como estrategia a desarrollar, principalmente a través de la creación activa de redes de contacto en la UC y en las prácticas profesionales:

“yo mantengo el contacto con la persona con la que trabajé en mi práctica. Sé que ella me podría ayudar si es que quiero entrar a trabajar donde está ella, a ver si es que hay algún puesto, qué tengo que hacer, con quién podría hablar, como para entrar, así como, ‘con pituto’ como dicen” (Estudiante Enfermería, quintil V).

Utilizar servicios disponibles en la universidad, como ferias laborales o bolsas de trabajo, fue señalado también como estrategia imaginada de acceso al primer empleo: “el centro de enlace tiene una base de datos para conseguir trabajo, para enviar currículum y todas esas cosas, eso lo usé para la práctica y creo que funciona bastante bien (Estudiante Ingeniería Comercial, quintil I - II).

Usar conductos regulares de búsqueda de trabajo como entregar CV y participar en procesos de selección representó para algunos un paso lógico para conseguir trabajo: yo sé que voy a tener que hacer un currículum y presentarme y voy a tener entrevistas y en muchos lugares a veces hacen pruebas (Estudiante Enfermería, quintil I - II). Otros estudiantes refirieron a este tipo de acciones “tradicionales” como un plan alternativo a las estrategias imaginadas o ya en desarrollo de construcción activa de redes de contacto laborales y acumulación de marcas de distinción en función de mejorar oportunidades laborales. En estos casos primaban referencias a la autogestión, la responsabilidad individual sobre los resultados y la confianza o ilusión en que los imaginados futuros empleadores serían capaces de distinguir sus méritos individuales en los procesos de selección. Este posicionamiento autorizó, en algunos casos, a juzgar críticamente a quienes no harían “lo que corresponde” para encontrar trabajo al egresar:

[algunos compañeros] a veces son medios dejados, porque… como que ‘ah, bueno me salió esto, ya voy’… a veces son un poco conformistas, porque ahí me di cuenta, si tampoco es como que te pases toda una tarde buscando o yendo para allá o yendo para acá… o sea igual hay información a la mano, igual si te dedicas un poco a buscar, si te das el tiempo, lo vas a encontrar (…) pero igual ese esfuerzo no está asumido por varios compañeros’ (Estudiante Agronomía, quintil I y II).

Esta posición contrastó con la de algunos estudiantes, quienes, desde una posición crítica, mostraron desconfianza en relación a la capacidad individual e institucional disponible para derribar barreras sociales al empleo en Chile, en particular para el caso de quienes no contarían con redes y contactos en el mundo profesional:

Hay hartas cosas [que hacen las universidades] que uno podría pensar (…) qué tanto aporte pueden hacer en realmente brindar una igualdad, tratar de igualar un poco, equiparar o entregar las herramientas que hay gente que no posee, por ejemplo redes sociales, que le permitan una mejor trayectoria laboral. No sé qué tanto aporte pueda ser, por ejemplo, ya, entrevistas, currículum, bueno… pero, ¿cuántos en Chile consiguen pega por entrevista y currículum?’ (Estudiante Psicología, quintil I y II).

Proyectando la transición

En este aspecto surgieron proyecciones diversas, promovidas en gran medida por el origen social de los estudiantes. Así, para algunos entrar a trabajar tras el egreso no sería el paso siguiente imaginado, pues habría otras acciones previas por cumplir, como viajar o estudiar un posgrado, por ejemplo. Otros, en cambio, consideraban que ingresar al mundo laboral era un paso impostergable en su futuro. En términos de la urgencia proyectada para la transición universidad-mundo laboral, se distinguieron tres modalidades.

Transición como proceso inminente

Desde el deseo de alcanzar independencia económica y residencial, algunos estudiantes proyectaban un acceso pronto al empleo. Otros no se proyectan dejando el hogar familiar pero sí imaginaban trabajar para ser un aporte en la economía doméstica: “Tengo necesidad de salir luego para empezar a ganar plata y poder aportar a mi familia para vivir mejor” (Estudiante Enfermería, quintil I - II). Como presión para ingresar a trabajar se identificó la necesidad de pagar créditos utilizados para financiar los estudios:

Hay veces que, digo, tomarme un par de meses [después de egresar] pa5' descansar, pero después pienso que tengo que pagar los créditos de la U y del, del aval del estado, entonces es como ‘pucha6, igual debería empezar a trabajar luego’ (Estudiante Enfermería, quintil I - II).

Otra motivación para ingresar a trabajar sería la necesidad autoimpuesta de ganar experiencia laboral, entendida como requisito para la postulación a mejores trabajos, pudiendo así obtener distinción en procesos de selección futuros.

Postergación de la transición en función de ampliación de la formación

Antes que ingresar a trabajar se espera continuar en la universidad, participando en proyectos de investigación y/o estudiando un posgrado, ampliando áreas de conocimiento y elaborando con más herramientas un proyecto de carrera.

me he encontrado con tantas cosas [en la carrera] y he ido escogiendo todo tan en el camino, que quiero seguir así, con esa flexibilidad… y de hecho por lo mismo quiero sacar dos carreras en vez de sacar un magister, en vez de enfocarme en algo, al contrario, yo quiero ampliarme, quiero tener todas las posibilidades’ (Estudiante Agronomía, quintil I - II).

Entre los estudiantes de las carreras con menor ocupación incorporadas en el estudio (Psicología, Agronomía), estudiar un posgrado emergió como una estrategia concreta para mejorar sus oportunidades laborales. En oposición, en las carreras con mayor ocupación (Enfermería, Ingeniería Comercial) primó entre los estudiantes la confianza de encontrar trabajo sin la necesidad de prolongar sus estudios. Al manifestar interés en posgrados, señalaron aspirar a tomarlos luego de trabajar un tiempo, idealmente con financiamiento del empleador.

Postergación de la transición en función de proyectos alternativos

Una tercera modalidad de proyección identificada justificaba la postergación de la transición por motivos distantes a la continuidad de estudios. Esta postergación apareció como posibilidad en ausencia de presión familiar o crediticia por trabajar, en estudiantes de origen social acomodado. imaginada en algunos casos con las intenciones de viajar, rito de paso que cerraría el recorrido por la universidad.

‘Así como salir y al tiro encontrar trabajo, no me gustaría, me gustaría más como ahorrar plata e irme de viaje o algo así y después empezar a trabajar […] porque trabajar te amarra al tiro a la empresa’ (Estudiante Ingeniería Comercial, quintil V).

quiero dar el examen de grado en agosto, si lo paso, ahí ya quedo libre (…) la idea es ahí irme de viaje, con mis amigas de universidad y planear el destino que en verdad son puras ideas no más y que, nos iríamos dos meses, tres meses’ (Estudiante Ingeniería Comercial, quintil V).

Discusión

En tanto proyecciones imaginadas frente a una transición vital compleja, como es el paso de la universidad al mundo laboral (Linfors, et al., 2014), es posible sostener que los diferentes posicionamientos estudiantiles identificados en este estudio se construyen desde la interdependencia, del entrecruce de condiciones objetivas, materiales, simbólicas y relacionales (Zittoun, & Gillespie, 2015). Así entonces, las distintas perspectivas ofrecidas por los estudiantes al imaginar su futuro laboral dependerían de la conjunción de distintos elementos, inscritos en la historia única e irrepetible de cada persona entrevistada. Se discutirá al respecto a continuación.

En primer lugar, las proyecciones imaginadas de los estudiantes se verían influidas por condiciones objetivas, considerando tanto las posiciones de los estudiantes y sus familias en la estructura social como también la ubicación de cada carrera en términos de estatus, prestigio y demanda en el mundo laboral. Desde tales posiciones y contextos de participación imaginan su futuro los jóvenes y experimentan mayor o menor preocupación al respecto. A modo de ejemplo, entre quienes cursaban carreras de mayor ocupación, la demanda de profesionales desde el mercado pareciera reducir su preocupación respecto al futuro laboral. Para los que estudiaban carreras de menor ocupación, por el contrario, el panorama futuro se presentaría con menos certezas, tanto en términos de acceso al trabajo como de retribución esperada (Barber, et al., 2013; PNUD, 2017), aun egresando desde una institución de prestigio (Tholen, et al., 2013).

En segundo lugar, la interpretación del acceso al mundo laboral podría vincularse a recursos simbólicos (Zittoun, & Gillespie, 2015) de los cuales se han ido apropiando los estudiantes a lo largo de su participación en la universidad, y también en espacios externos y anteriores a esta. Así entonces, es posible constatar que entre los obstáculos, facilitadores y estrategias referidas por los

estudiantes emergen discursos de familiares, de actores significativos en cada carrera e historias ejemplares de éxito o fracaso, disponibles en sus contextos de actividad.

En tercer lugar, las proyecciones de transición reconocibles desde los testimonios recopilados serían influidas también por demandas sociales y culturales de lo esperado, en un determinado momento histórico, para cada edad y sexo, asociadas a la inscripción en determinada estructura de clase, nivel socioeconómico o tipo o volumen de capital social y cultural (Dávila, 2015).

En el caso de los testimonios recopilados, con predominio de entrevistas a estudiantes mujeres en la muestra, no emergieron referencias explícitas al sexo o a condiciones de género en la construcción de proyecciones de transición de la universidad al mundo del trabajo. Que estas distinciones no hayan emergido no implica que no operen en lo concreto. Sobre esto podría profundizarse en futuras indagaciones.

Lo que sí resultó sobresaliente en la conformación de diferencias entre las proyecciones imaginadas recopiladas fueron las posiciones objetivas en la estructura social como influencia. Aun compartiendo una misma carrera, la premura por acceder al mundo laboral o la incertidumbre respecto al empleo emergió con más fuerza en las entrevistas de los estudiantes de los primeros quintiles, en oposición a algunos casos del quintil V, para quienes lo laboral no era aún un tema en su horizonte de preocupaciones. Esto último resultó especialmente evidente entre quienes asumían como impostergable su ingreso al mundo laboral en contraste con quienes aspiraban a realizar viajes al extranjero como ritos de cierre de su etapa universitaria. Esta diferencia no solo ofrecería mayor exploración al último grupo, sino que además se podría constituir en una (nueva) ventaja en tanto adquisición de experiencias extra-credenciales por parte de los grupos socialmente privilegiados (Lehmann, 2012; Tholen, et al., 2013).

Un cuarto aspecto que pareciera influir de manera marcada sobre los testimonios recogidos sería la internalización del discurso del emprendimiento y optimización de sí, en función de ‘ser empleable’ por un otro imaginario en el mundo laboral (Bröckling, 2015). El mandato por agregarse valor en la aspiración de alcanzar un lugar en el mundo del trabajo sería asumido, en muchos casos, sin cuestionamientos explícitos. En este sentido, resulta novedoso constatar cómo las demandas psicológicas y sociales que operarían actualmente sobre los trabajadores (Stecher, et al., 2013), se reflejan en testimonios y proyectos imaginados de transición: tiene sentido trabajar sobre sí mismo para transitar hacia el mundo laboral y se debe aspirar a un trabajo donde alcanzar felicidad y lograr proyectar un desarrollo personal continuo (Sennett, 2006).

Esto se percibió especialmente entre quienes no tenían certezas claras sobre contar con puestos asegurados en el mundo laboral y que, al mismo tiempo, contaban con cierta confianza en las “reglas” formales del juego laboral, donde supuestamente lo valorado serían los méritos y distinciones representados en un CV. En esta línea, las experiencias previas ligadas a lo laboral parecieron influir en las proyecciones y afectos ligados a la transición universidad-mundo del trabajo. Contar con actividades extra-credenciales (voluntariados, ayudantías, trabajos de investigación, etc.) en la historia personal sería de utilidad para la regulación de la ansiedad o preocupación vinculada al egreso. Por el contrario, encontrarse cerca del egreso y percibir que no se ha desarrollado suficientes acciones para agregarse valor generaría ansiedad en los estudiantes.

Un elemento que valdría la pena estudiar en mayor profundidad son algunos indicios de fragmentación en el segmento minoritario de alta calificación. Desde lo referido por Soto (2008, 2009), se constata la existencia de al menos dos mundos del trabajo en la actualidad, con reglas opuestas y características independientes: uno minoritario, de alta calificación y buenas condiciones laborales y otro precario, con limitadas posibilidades de desarrollo y bajas remuneraciones.

La educación universitaria se ha asociado típicamente con la formación de sujetos altamente calificados, aspirantes a buenas condiciones laborales. Es a ese mundo al cual aspiran los entrevistados cuando se imaginan su futuro. Sin embargo, es posible observar cómo, según el tipo de trabajo en el que imaginan su proyección los estudiantes, pareciera fragmentarse el segmento minoritario descrito por Soto (2008; 2009), surgiendo, dentro del mismo, espacios imaginados de cierta precariedad. Así, la constatación de la educación superior como “oportunidad trampa” (Brown, 2003) resuena en los testimonios de algunos estudiantes, especialmente desde el temor de no encontrar trabajo o no saber cómo exhibirse de manera tal de ser elegidos en procesos de selección futuros.

La expansión de la educación superior ha significado una importante diversificación del estudiantado. Los hallazgos de esta indagación exploratoria permiten constatar cómo jóvenes diversos que experimentan una misma condición universitaria se aproximan de manera desigual hacia el futuro. Para algunos, este no es una preocupación, encontrar trabajo no genera incertidumbre. Para otros, esta proyección activa inquietudes, dando cuenta de efectos subjetivos dispares de la imaginación de sí.

Este estudio, surgido desde una solicitud de evidencia para el mejoramiento de procesos de apoyo al egreso universitario en la UC, permitió constatar la diversidad de proyecciones de futuro que emergen entre estudiantes de una misma institución, e incluso de una misma carrera. Los hallazgos exploratorios de este estudio orientan de manera general a la realización de adecuaciones a las estrategias comunes de apoyo al egreso ofrecidas, en función de brindar apoyos específicos a grupos de jóvenes que podrían encontrarse objetivamente en posición desigual respecto a sus compañeros respecto a esta última transición del pregrado.

Resultaría de interés profundizar en esta línea de indagación, considerando otras carreras y otras instituciones y países, mirando en mayor detalle las posibles diferencias de género al respecto y tomando en cuenta la presencia de poblaciones diversas, en función de conocer cómo las diversas juventudes experimentan hoy su formación y proyección hacia el mundo laboral, embarcados en cifras históricas en la educación superior chilena y latinoamericana.

Agradecimientos

A los estudiantes que ofrecieron generosamente su tiempo, relatos y experiencias al equipo de investigación, y al personal de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, por su apoyo constante, sus comentarios al manuscrito y su permanente buena disposición.

Referencias

1 

Barber, M., Donnelly, K., & Rizvi, S. (2013). An avalanche is coming. Higher Education and the Revolution Ahead. London, UK: Institute for Public Policy Research.

M. Barber K. Donnelly S. Rizvi 2013An avalanche is coming. Higher Education and the Revolution AheadLondon, UKInstitute for Public Policy Research

2 

Barozet, E. (2006). El valor histórico del pituto: Clase media, integración y diferenciación social en Chile. Revista de Sociología, 20, 69-96. http://dx.doi.org/10.5354/0716-632X.2006.27531

E Barozet 2006El valor histórico del pituto: Clase media, integración y diferenciación social en ChileRevista de Sociología206996 http://dx.doi.org/10.5354/0716-632X.2006.27531

3 

Bauman, Z. (2003). Modernidad líquida. México, D. F.: FCE.

Z Bauman 2003Modernidad líquidaMéxico, D. F.FCE

4 

Bröckling, U. (2015). El self emprendedor: Sociología de una forma de subjetivación. Santiago, Chile: Ediciones Universidad Alberto Hurtado

U Bröckling 2015El self emprendedor: Sociología de una forma de subjetivaciónSantiago, ChileEdiciones Universidad Alberto Hurtado

5 

Bronfenbrenner, U. (1987). La ecología del desarrollo humano: Experimentos en entornos naturales y diseñados. Barcelona, España: Paidós.

U Bronfenbrenner 1987La ecología del desarrollo humano: Experimentos en entornos naturales y diseñadosBarcelona, EspañaPaidós

6 

Brown, P. (2003). The opportunity trap: Education and employment in a global economy. European Educational Research Journal, 2(1), 141-179.

P Brown 2003The opportunity trap: Education and employment in a global economyEuropean Educational Research Journal21141179

7 

Brunner, J.J (2015). Medio siglo de transformaciones de la educación superior chilena: Un estado del arte. En A. Bernasconi (Ed), La educación superior de Chile: Transformación, desarrollo y crisis (pp.21-107). Santiago, Chile: Ediciones UC.

J.J Brunner 2015Medio siglo de transformaciones de la educación superior chilena: Un estado del arte A. Bernasconi La educación superior de Chile: Transformación, desarrollo y crisis21107Santiago, ChileEdiciones UC

8 

Creswell, J. W. (2007). Qualitative inquiry and research method: Choosing among five approaches (2nd ed). Thousand Oaks, CA: Sage.

J. W. Creswell 2007Qualitative inquiry and research method: Choosing among five approaches2Thousand Oaks, CASage

9 

Cottet, P. (2015). Introducción. Concurrencias juveniles: Entre interrupciones y correspondencias. En P. Cottet (Ed.), Juventudes: Metáforas del Chile contemporáneo. Santiago, Chile: RIL.

P Cottet 2015Introducción. Concurrencias juveniles: Entre interrupciones y correspondencias P. Cottet Juventudes: Metáforas del Chile contemporáneoSantiago, ChileRIL

10 

Dávila, O. (2015). Juventud y trabajo: Entre tránsitos y trayectos. En P. Cottet (Ed.), Juventudes: Metáforas del Chile contemporáneo (pp. 143-169). Santiago, Chile: RIL .

O Dávila 2015Juventud y trabajo: Entre tránsitos y trayectos P Cottet Juventudes: Metáforas del Chile contemporáneo143169Santiago, ChileRIL

11 

Erikson, E. H. (1994). Un modo de ver las cosas. México, D. F.: Fondo de Cultura Económica

E. H. Erikson 1994Un modo de ver las cosasMéxico, D. F.Fondo de Cultura Económica

12 

Flick, U. (2004). Introducción a la investigación cualitativa. Madrid, España: Morata.

U Flick 2004Introducción a la investigación cualitativaMadrid, EspañaMorata

13 

Flick, U. (2014). La gestión de la calidad en investigación cualitativa. Madrid, España: Morata .

U Flick 2014La gestión de la calidad en investigación cualitativaMadrid, EspañaMorata

14 

Gallardo, G. (2012). Articulaciones de sentido identitario con la formación construidas por jóvenes estudiantes secundarios en dos liceos de nivel socioeconómico medio bajo de la Región Metropolitana. Un contraste desde el rendimiento SIMCE (tesis de posgrado). Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.

G Gallardo 2012Articulaciones de sentido identitario con la formación construidas por jóvenes estudiantes secundarios en dos liceos de nivel socioeconómico medio bajo de la Región Metropolitana. Un contraste desde el rendimiento SIMCEtposgradoPontificia Universidad Católica de ChileSantiago, ChileSantiago, Chile

15 

Gallardo, G., Lorca, A., Morrás, D., & Vergara, M. (2014). Experiencia de transición de la secundaria a la universidad de estudiantes admitidos en una universidad tradicional chilena (CRUCH) vía admisión especial de carácter inclusivo. Pensamiento Educativo, Revista de Investigación Educacional Latinoamericana, 51(2), 135-151. https://doi.org/10.7764/PEL.51.2.2014.10

G. Gallardo A. Lorca D. Morrás M. Vergara 2014Experiencia de transición de la secundaria a la universidad de estudiantes admitidos en una universidad tradicional chilena (CRUCH) vía admisión especial de carácter inclusivoPensamiento Educativo, Revista de Investigación Educacional Latinoamericana512135151 https://doi.org/10.7764/PEL.51.2.2014.10

16 

González Lorente, C., & Martínez Clares, P. (2016). Expectativas de futuro laboral del universitario de hoy: Un estudio internacional. Revista de Investigación Educativa, 34(1), 167-183.

C. González Lorente P. Martínez Clares 2016Expectativas de futuro laboral del universitario de hoy: Un estudio internacionalRevista de Investigación Educativa341167183

17 

Lehmann, W. (2012). Extra-credential experiences and social closure: Working-class students at university. British Educational Research Journal, 38(2). https://doi.org/10.1080/01411926.2010.535894

W Lehmann 2012Extra-credential experiences and social closure: Working-class students at universityBritish Educational Research Journal382 https://doi.org/10.1080/01411926.2010.535894

18 

Lindfors, P., Hultell, D., Rudman, A., & Gustavsson, J. P. (2014). Change and stability in subjective well-being over the transition from higher education to employment. Personality and Individual Differences, 70, 188-193.

P. Lindfors D. Hultell A. Rudman J. P. Gustavsson 2014Change and stability in subjective well-being over the transition from higher education to employmentPersonality and Individual Differences70188193

19 

Mizala, A., & Lara, B. (2013). Asistir a la educación superior ¿tiene algún efecto sobre la empleabilidad e ingresos de los graduados? En Acceso y permanencia en la educación superior: Sin apoyo no hay oportunidad (pp. 97-113). Santiago, Chile: Foro Aequalis.

A. Mizala B. Lara 2013Asistir a la educación superior ¿tiene algún efecto sobre la empleabilidad e ingresos de los graduados? En Acceso y permanencia en la educación superior: Sin apoyo no hay oportunidad97113Santiago, ChileForo Aequalis

20 

Orellana, N. (2018). Consideraciones sobre empleabilidad en Educación Superior. Calidad en la Educación, 48, 273-291.

N Orellana 2018Consideraciones sobre empleabilidad en Educación SuperiorCalidad en la Educación48273291

21 

Piret, A., Nizet, J., & Bourgeois, E. (1996). L´analyse structurale: Une méthoded´analyse de contenu pour les sciences humaines. Bruxelles, Belgium: De Boeck.

A. Piret J. Nizet E. Bourgeois 1996L´analyse structurale: Une méthoded´analyse de contenu pour les sciences humainesBruxelles, BelgiumDe Boeck

22 

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, 2017). Desiguales: Orígenes, cambios y desafíos de la brecha social en Chile. Santiago, Chile: PNUD.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo 2017Desiguales: Orígenes, cambios y desafíos de la brecha social en ChileSantiago, ChilePNUD

23 

Scheele, J. (2009). Educación terciaria y mercado laboral: Formación profesional, empleo, y empleabilidad. Revisión de la literatura internacional. Documento de Trabajo CPCE, 6. Disponible en https://www.ses.unam.mx/curso2009/pdf/Mercado.pdf

J Scheele 2009Educación terciaria y mercado laboral: Formación profesional, empleo, y empleabilidad. Revisión de la literatura internacionalDocumento de Trabajo CPCE6 https://www.ses.unam.mx/curso2009/pdf/Mercado.pdf

24 

Sennett, R. (2006). La cultura del nuevo capitalismo. Barcelona, España: Anagrama.

R Sennett 2006La cultura del nuevo capitalismoBarcelona, EspañaAnagrama

25 

Soto, A. (2008). Flexibilidad y nuevas formas de identidad profesional. En A. Soto (Ed.), Flexibilidad laboral y subjetividades: Hacia una comprensión psicosocial del empleo contemporáneo (pp. 155-176). Santiago, Chile: LOM-Universidad Alberto Hurtado.

A Soto 2008Flexibilidad y nuevas formas de identidad profesional A. Soto Flexibilidad laboral y subjetividades: Hacia una comprensión psicosocial del empleo contemporáneo55176Santiago, ChileLOM-Universidad Alberto Hurtado

26 

Soto, A. (2009). Formas y tensiones de los procesos de individualización en el mundo del trabajo. Psicoperspectivas, 8(2), 102-119.

A Soto 2009Formas y tensiones de los procesos de individualización en el mundo del trabajoPsicoperspectivas82102119

27 

Soto, A., & Gaete, T. (2013). Tensiones en la construcción identitaria individualizada en el trabajo flexible. Universitas Psychologica, 12(4), 1169-1182.

A. Soto T. Gaete 2013Tensiones en la construcción identitaria individualizada en el trabajo flexibleUniversitas Psychologica12411691182

28 

Stecher, A., Toro, J. P., & Rodríguez, M.J. (2015). Apuntes críticos sobre la gestión de la felicidad en las organizaciones y la producción de trabajadores felices en América Latina. En L. Godoy, & M. E. Ansoleaga (Eds.), Un campo en tensión o tensión entre campos. Psicología de las organizaciones y del trabajo en Iberoamérica. Santiago, Chile: RIL Editores.

A. Stecher J. P. Toro M.J. Rodríguez 2015Apuntes críticos sobre la gestión de la felicidad en las organizaciones y la producción de trabajadores felices en América Latina L. Godoy M. E. Ansoleaga Un campo en tensión o tensión entre campos. Psicología de las organizaciones y del trabajo en IberoaméricaSantiago, ChileRIL

29 

Strauss, A., & Corbin, J. (2002). Bases de la investigación cualitativa: técnicas y procedimientos para desarrollar la teoría fundamentada. Antioquía, Colombia: Universidad de Antioquia.

A. Strauss J. Corbin 2002Bases de la investigación cualitativa: técnicas y procedimientos para desarrollar la teoría fundamentadaAntioquía, ColombiaUniversidad de Antioquia

30 

Teichler, U. (2009). Higher education and the world of work: Conceptual frameworks, comparative perspectives, empirical findings. Rotterdam, Netherlands: Sense.

U Teichler 2009Higher education and the world of work: Conceptual frameworks, comparative perspectives, empirical findingsRotterdam, NetherlandsSense

31 

Tholen, G., Brown, P., Power, S., & Allouch, A. (2013). The role of networks and connections in educational elites’ labour market entrance. Research in Social Stratification and Mobility, 34, 142-154. http://dx.doi.org/10.1016/j.rssm.2013.10.003

G. Tholen P. Brown S. Power A. Allouch 2013The role of networks and connections in educational elites’ labour market entranceResearch in Social Stratification and Mobility34142154 http://dx.doi.org/10.1016/j.rssm.2013.10.003

32 

Torres, R., & Zenteno, M. E. (2011). El sistema de educación superior: Una mirada desde las instituciones y sus características. En M. Jiménez, & F. Lagos (Eds.), Nueva geografía de la educación superior y de los estudiantes: Una cartografía del sistema chileno, su actual alumnado y sus principales tendencias (pp. 13-77). Santiago, Chile: Foro Aequalis .

R. Torres M. E. Zenteno 2011El sistema de educación superior: Una mirada desde las instituciones y sus características M. Jiménez F. Lagos Nueva geografía de la educación superior y de los estudiantes: Una cartografía del sistema chileno, su actual alumnado y sus principales tendencias1377Santiago, ChileForo Aequalis

33 

Zittoun, T. (2009). Dynamics of life-course transitions: A methodological reflection. In J. Valsiner, P. Molenaar, M. Lyra, & N. Chaudhary (Eds.), Dynamic process methodology in the social and developmental sciences (pp. 405-430). New York, NY: Springer.

T Zittoun 2009Dynamics of life-course transitions: A methodological reflection J. Valsiner P. Molenaar M. Lyra N. Chaudhary Dynamic process methodology in the social and developmental sciences405430New York, NYSpringer

34 

Zittoun, T. (2016). Studying higher mental functions: The example of imagination. In J. Valsiner, G. Marsico, N. Chaudhary, T. Sato & V. Dazzani (Eds.), Psychology as the science of human being: The Yokohama manifesto (pp. 129-147). Cham, Switzerland: Springer.

T Zittoun 2016Studying higher mental functions: The example of imagination J. Valsiner G. Marsico N. Chaudhary T. Sato V. Dazzani Psychology as the science of human being: The Yokohama manifesto129147Cham, SwitzerlandSpringer

35 

Zittoun, T., & Gillespie, A. (2015). Integrating experiences: Body and mind moving between contexts. In B. Wagoner, N. Chaudhary & P. Hviid (Eds.), Integrating experiences: Body and mind moving between contexts (pp. 3-49). Charlotte, NC: Information Age Publishing.

T. Zittoun A. Gillespie 2015Integrating experiences: Body and mind moving between contexts B. Wagoner N. Chaudhary P. Hviid Integrating experiences: Body and mind moving between contexts349Charlotte, NCInformation Age Publishing

Nota

3 Para el caso específico de la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC), institución donde se desarrolló este estudio, desde el año 2006 la Dirección de Asuntos Estudiantiles sostiene el Centro de Desarrollo Profesional (CDP) UC.

4 Forma coloquial para referirse al trabajo usada en Chile, Bolivia, Cuba y Ecuador. Equivalente a laburo en Argentina y Uruguay o a chamba en América Central, Ecuador o México.

5 Coloquialmente, por “mateo” se hace referencia en Chile a una persona que regularmente obtiene buenas calificaciones, una persona estudiosa.

6 El "pituto" es, en Chile, una forma de reciprocidad entre Individuos de un mismo círculo o nivel social, que permite, mediante vínculos informales, obtener un trabajo o bienes y servicios, a los cuales no se podría tener acceso debido a las limitaciones de los servicios públicos o del mercado (Barozet, 2006).

7 Para.

8 En Chile denota sorpresa, disgusto o lamento.

Financiamiento

9 Financial disclosure Centro de Desarrollo Profesional (CDP), de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Pontificia Universidad Católica de Chile.